CAMPROBIN PASSANO, PEDRO de

(Almagro, Ciudad Real, 1605 – Sevilla, 1674)

 

Pedro de Camprobín fue un prolífico pintor de bodegones y floreros y uno de los más destacados bodegonistas sevillanos del siglo XVII. Hijo de platero y emparentado, por parte de madre, con los pintores genoveses manieristas Juan Bautista y Esteban Peroli, se formó como aprendiz en el taller de Luis Tristán en Toledo entre 1619 y 1624. Al menos desde 1628 se encuentra activo en Sevilla, donde se vincula al pintor Francisco López Caro. En esta ciudad desarrolla una intensa actividad, que engloba desde la restauración de retablos a la realización de series de floreros para diferentes conventos. En 1630 ingresa en el gremio de pintores y en 1660 forma parte del grupo fundador de la Academia de Pintura de la capital hispalense junto a otros autores como Murillo, Herrera el Mozo y Valdés, entre otros.

Su obra evoluciona desde una pintura más claroscurista, ligada a su formación toledana, a otra de elegante y contenida expresividad, deudora en buena medida de Francisco y de Juan de  Zurbarán.

OBRAS EN LA COLECCIÓN

Bodegón con castañas, aceitunas y vino

Bodegón con dulces

Menú