Maella, Mariano Salvador

(Valencia, 1739 – Madrid, 1819)

Hijo de pintor, Mariano Salvador Maella se traslada a Madrid desde su Valencia natal en 1750, donde ingresa primero en el estudio del escultor Felipe de Castro y después en la Academia de San Fernando en la que es discípulo de Antonio González Velázquez. En 1757 se traslada a Roma para ampliar su formación, marcada por importantes influjos del barroco y del academicismo romano. En 1765 regresa a España y comienza su relación con Anton Raphael Mengs, quien le facilita diversos encargos y le introduce en los círculos artísticos de la capital. A partir de entonces desarrolla una amplia labor como fresquista en la decoración del Palacio Real de Madrid y en otros Sitios Reales.

Pintor fecundo, Maella practica todos los géneros pictóricos. En 1774 es nombrado pintor de cámara. Trabaja también para catedrales como la de Toledo, Burgo de Osma y Jaén, así como para los grandes títulos del reino. Compagina esta labor con el puesto que ocupa en la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara. Su vinculación con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando fue también amplia. Nombrado miembro de mérito en 1765, ejerce en ella la docencia y llega en 1795 a ser su director general. En 1799 es nombrado por Carlos IV primer pintor del rey, cargo que comparte con Goya. Tras la Guerra de la Independencia es relegado de sus cargos y sustituido por su discípulo, Vicente López Portaña.

OBRAS EN LA COLECCIÓN

LA ADORACIÓN DEL CORDERO MÍSTICO POR LOS VEINTICUATRO ANCIANOS DEL APOCALIPSIS

Menú