Lacoma y Fontanet, Francisco

(Barcelona, 1778 – Passy, París, 1849)

Francisco Lacoma destaca especialmente como pintor de flores y de bodegones, pero también como retratista. Hijo del pintor Francisco Lacoma, se forma en la Escuela de Nobles Artes de la Junta de Comercio de Barcelona. Se especializa ya desde entonces y de la mano de Salvador Molet en pintura de flores y adornos. En 1804 obtiene una pensión de la Junta de Comercio de Barcelona para ampliar durante cinco años sus estudios en París. Se matricula en la École des Beaux-Arts, en la que tiene como maestro, entre otros, al pintor belga de flores Gérard van Spaendonck. Afincado en la ciudad, le sorprende la Guerra de la Independencia y, con ello, la suspensión de su pensión.

En 1810 y 1814 expone en el Salón de París, donde obtiene una medalla de oro en 1810. En 1814 solicita una plaza como profesor en la Llotja pero, a pesar de conseguirla, no regresa a España hasta 1818. Tuvo un importante papel en la repatriación de obras de arte incautadas por los napoleónicos (1818), lo que le valió el nombramiento de pintor de Cámara honorario del Rey y de académico de mérito de San Fernando (1819). Realiza entonces varios retratos de miembros de la familia real y de otros personajes de la aristocracia madrileña, entre ellos una galería de retratos de la familia de Fernando VII y su tercera esposa, Maria Amalia de Sajonia, que pinta entre 1820 y 1823. Probablemente en 1825 regresa a París, donde muere en 1849.

OBRAS EN LA COLECCIÓN

EL INFANTE CARLOS MARÍA ISIDRO DE BORBÓN

Menú