LA MODA EN EL SIGLO XIX
Primera parte

La moda es uno de los fenómenos más importantes en la historia del siglo XIX.

En esta actividad, que presentaremos en dos entregas, podremos conocer las características de la moda masculina y femenina en la Ilustración y el Romanticismo y cómo el gusto por la moda llegó también a las clases populares con el fenómeno del majismo (las palabras “majo” y “maja” servían para referirse a los habitantes de los barrios populares de Madrid).

La Ilustración es un movimiento que surge en el siglo XVIII y que se caracteriza por la fe en la razón, el espíritu crítico, el interés por el estudio de la ciencia y el afán didáctico. Por su parte el Romanticismo, que se desarrolló en el siglo XIX, será una reacción a la Ilustración y, frente a la razón, defenderá la importancia de los sentimientos y las emociones así como de lo subjetivo y de la libertad de cada una de las personas.

Estos movimientos se ven reflejados en muchos ámbitos, entre ellos por supuesto el arte, pero también la moda ¿Te animas a descubrir qué estaba de moda en el pasado?

¡OBSERVA!

Buscando prendas y complementos

Te proponemos que observes estos retratos que forman parte de la exposición Colección Masaveu. Pintura española del siglo XIX. De Goya al modernismo para identificar algunas de las prendas y complementos que más les gustaba llevar a los hombres y mujeres de esa época.

La moda masculina

Vamos a empezar fijándonos en estos dos retratos de dos niños. El primero va vestido al estilo de la Ilustración y el segundo sigue la moda del Romanticismo ¿Qué diferencias ves? ¿En qué cuadro puedes encontrar las siguientes prendas? 

  • Casaca negra con forro rojo: la casaca se utilizó hasta principios del siglo XIX y era una prenda que caía hasta la altura de la rodilla y que se ajustaba al cuerpo, abrochándola mediante botones. Poco a poco se irán diseñando chaquetas más variadas.
  • Pantalones holgados: con el Romanticismo este tipo de pantalón, conocido como “de pliegues”, empezará a hacer la competencia a los pantalones más estrechos que estaban de moda anteriormente.
  • Chaleco: a lo largo del siglo las chaquetas empezarán a llevarse más abiertas para lucir los chalecos. En este caso el protagonista del cuadro lo lleva a juego con la camisa.
  • Insignia de Caballero de Calatrava: la Cruz de Calatrava es un símbolo utilizado por la Orden de Calatrava (orden militar y religiosa de carácter honorífico y nobiliario). Está formado por una cruz con los cuatro brazos iguales, de color rojo y con flores de lis en los extremos.
  • Perla: durante el siglo XIX los hombres llevaban pocos complementos que normalmente eran sencillos y delicados, como esta perla.
  • Reloj de bolsillo: los hombres llevaban los relojes colgados de unas cadenas que se conocían como “leontinas”.
¡DESCUBRE!

¿Has encontrado todas las prendas?

Si quieres conocer las respuestas, descárgate este archivo.

¡OBSERVA!

La moda femenina

Ahora vamos a mirar los retratos de dos mujeres. La primera aún sigue algunas tendencias más propias de la Ilustración mientras que la segunda muestra un estilo totalmente al gusto del Romanticismo. Fíjate bien en ellas para descubrir quién lleva cada uno de los siguientes complementos.

  • Pinjante de perlas y piedras preciosas: es un tipo de joya que se lleva colgada. Los materiales como el oro o las piedras preciosas se utilizaban para hacer las joyas más elegantes que se distinguían de las que se llevaban a diario.
  • Escofieta: tocado que usaban las mujeres, hecho normalmente a partir de gasas y que también podía llevar lazos, encajes, flores, cintas o plumas.
  • Abanico: se convierte en esta época en uno de los complementos favoritos de las mujeres y serán decorados con imágenes de todo tipo. Los abanicos además tenían un lenguaje propio y servían para comunicarse con otras personas.
  • Chal de cachemira: la cachemira es un tejido que se obtiene de la lana de un tipo de cabra muy escasa. Por ello es una muestra de distinción y en el siglo XIX se hizo popular para fabricar prendas de alta calidad.
  • Estola: prenda de abrigo femenino que tiene una forma alargada, que suele ser de piel y que se colocaba sobre los hombros o alrededor del cuello.
  • Peinado de tirabuzones: los peinados con grupos de bucles o tirabuzones a los lados de la cabeza serán muy típicos en el Romanticismo.
¡DESCUBRE!

¿Has encontrado todos los complementos?

Si quieres conocer las respuestas, descárgate este archivo.

¡APRENDE!

¿Quieres saber más de estas obras?

Si quieres ampliar información sobre los cuadros que has visto ¡no te pierdas esta sección!

Menú