Comunicación con fines de promoción cultural de artistas incluidos en la Colección Fundación María Cristina Masaveu Peterson protegidas por derechos de propiedad intelectual. Prohibida su reproducción, total o parcial, ni tratamiento por cualquier medio ni transmisión o cesión de cualquier forma, sin autorización del titular de los derechos sobre las obras.

Puerto 4

FICHA TÉCNICA

Autor: José Manuel Ballester (Madrid, 1960)
Tïtulo: Puerto 4
Año: 2013
Técnicas: impresión digital sobre papel Hahnemühle Fineart Baryta
Dimensiones: 71, 8 x 300 cm
Serie: Allumar (II Edición de Miradas de Asturias)
Categoría: Proyecto de mecenazgo de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson

Estas imágenes de la serie Allumar de José Manuel Ballester se realizaron para la segunda edición del proyecto de mecenazgo Miradas de Asturias, de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, que hizo este encargo exclusivo al conocido fotógrafo madrileño y Premio Nacional de Fotografía, organizando una exposición itinerante de carácter internacional y publicando un lujoso libro con el resultado del trabajo. Desde esa labor de incesante mecenazgo y con un respeto absoluto por la libertad creativa del autor, la Fundación María Cristina Masaveu Peterson promueve el desarrollo de un fondo inédito sobre Asturias y sus gentes, integrando la visión singular e intransferible del fotógrafo seleccionado.

En Allumar Ballester desvela sus virtudes pictóricas y sus fructíferas experiencias de la última década, estableciendo sólidos diálogos entre tradición y renovación que, en clave fotográfica, suelen tener como invitada de excepción a la arquitectura. La muestra se compuso de 50 piezas, siendo estas 30 obras de la Colección FMCMP de tirada única. Se presentó por primera vez en el Centro de Cultura Antiguo Instituto (Gijón, 20 diciembre de 2013-2 de febrero de 2014) y viajó después al Centro Cultural Conde Duque (Madrid, 14 de febrero-20 de abril de 2014) y Museu da Electricidade (Lisboa, 27 de febrero-26 de abril de 2015).

La mayoría de las obras analizan estancias, fachadas, pasadizos, puertas, ventanas, escaleras, elementos estructurales, vigas, columnas, chimeneas, puentes y viaductos que aquí se han visto enriquecidos también por los curiosos contrastes entre naturaleza y arquitectura, y por los delicados instantes captados en playas, acantilados y montañas. En cada composición el autor parece subrayar presencias que ya no existen, o quizás ya se han ido, o aún no han llegado. Espíritus inquietos, escenarios metafísicos, vigías de nuevas fuentes de vida, últimas moradas. La arquitectura industrial y el paisaje actúan bajo su certero objetivo fotográfico como auténticas piedras filosofales, cobijo y protección del ser humano, como guardianes de su actividad laboral, su evolución o su declive. Son, en fin, elementos esenciales para revelarnos distintas condiciones de vida.

Menú