Comunicación con fines de promoción cultural de artistas incluidos en la Colección Fundación María Crsitina Masaveu Peterson protegidas por derechos de propiedad intelectual. Prohibida su reproducción, total o parcial, ni tratamiento por cualquier medio ni transmisión o cesión de cualquier forma, sin autorización del titular de los derechos sobre las obras.

Mis ángeles son vuestros demonios

FICHA TÉCNICA

Autor: Pablo Iglesias (Oviedo, 1974)
Título: Mis ángeles son vuestros demonios
Año: 2007
Técnica: fotografía en color siliconada sobre aluminio
Dimensiones: 100 x 150 cm

Es una de las primeras piezas que integraron la Colección FMCMP, tras la donación de cuatro jóvenes asturianos a partir de la beca que, concedida por la Fundación María Cristina Masaveu Peterson y el Ayuntamiento de Gijón, les permitió participar en 2007 en la feria Photo Miami, una de las principales citas mundiales en materia de arte fotográfico y vídeo. La obra, firmada por Pablo Iglesias, fue una de las primeras incursiones del langreano en la disciplina de la fotografía. Su sugerente título permite entrever la habitual mirada alegórica del autor, que se acompaña con una cuidada calidad compositiva en esta sugerente imagen de medio formato, impresa sobre aluminio.

La figura escenifica la idea de un ángel con las alas caídas y el cuerpo recogido, metáfora del ser humano que desconfía y trata de ocultar su belleza, o de un temeroso Ícaro pensándose si alzar o no el vuelo hacia su muerte. Miedos y dudas, diálogos invisibles que se presentan envueltos en la mística luz del fondo, en perspectivas casi renacentistas de iconografía religiosa que se enmarcan en una de las tendencias más habituales de la fotografía actual, donde el cuerpo femenino es protagonista de estas composiciones simbólicas. En la mayoría de sus intervenciones sobre vídeo, pintura o grabado, Pablo Iglesias dota a sus trabajos de una fuerte carga psicológica, explorando universos repletos de tensión narrativa que no se detienen en la anécdota fácil sino que, al contrario, obligan al espectador a repensar varias veces el sentido de la imagen propuesta, de apariencia sencilla pero llena de complicidades visuales. La composición rinde tributo al juego teatral que también interesa al artista, empleando la cámara como extensión expresiva de sus ideas y afirmando que sus coordenadas de trabajo varían de manera incesante, porque precisa esas constantes transformaciones. Se define como un fotógrafo de estilo intuitivo, cuyas imágenes crean expectación evitando la indiferencia.

Menú