EVA CRESPO LEÓN

Becada de Excelencia Académica de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson
Convocatoria IV-V-VI (2011-2013)

Las personas y los libros me han acompañado durante toda mi vida. Son mi fuente de inspiración, el apoyo en los momentos difíciles y de quienes más he aprendido durante estos veinticuatro años. Siendo así, no me costó demasiado llegar a la conclusión de que mi destino era ser profesora; lo supe desde la primera vez que me preguntaron qué quería ser de mayor y, según pasaba el colegio, el instituto y la universidad, esa certeza no hacía más que crecer dentro de mí. Soy de las que piensan, firmemente, que la educación es la clave para hacer de este mundo un lugar mejor: más pacífico, más respetuoso, más culto, más amable.

Esa certeza sobre el camino que deseaba seguir se fortaleció cuando descubrí las Humanidades. Frente al resto de materias que tenía en el colegio, aquí eran los seres humanos los absolutos protagonistas, capaces de todo, de lo más bello y de lo más ruin. De las infinitas oportunidades que encierran las Humanidades, tras muchas dudas, escogí la Historia, porque creía que este campo envolvía un poco a todos los demás: la literatura, el arte, la filosofía, la música… La Historia me ofrecía una visión de conjunto y, sobre todo, me entregaba un valioso regalo: comprender el presente gracias al estudio del pasado.

Aunque yo tenía claro su valor, muchas personas dudaban de mi elección y resumían su opinión con una pregunta retórica: “Y esto, ¿para qué sirve?”. Creo que podría haber rellenado hojas y hojas explicando a los escépticos qué ofrece la Historia, por qué hay que enseñarla y por qué todos debemos aprender de ella. Sin embargo, en el momento de la verdad, no fue necesario. La Fundación María Cristina Masaveu Peterson me demostró que la llamada “crisis de las Humanidades”  no es tal crisis, que existen instituciones que creen en el importante papel que han de desempeñar las ciencias humanas en nuestra sociedad y de que hay que apostar por una formación que, junto a lo académico, atienda a lo humano y a todos aquellos aspectos que hacen de la vida algo rico y extremadamente complejo. Gracias a la gran oportunidad que me brindaron, he viajado, he aprendido idiomas, me he encontrado con personas maravillosas y he llegado a ser quien soy en este momento.

Cuando creen en ti y te ofrecen los medios para que persigas tus sueños, la gratitud y las ganas de esforzarte por lo que quieres no dejan de crecer. Todavía hoy intento volar, cada vez más alto y un poco más lejos. El lugar de destino lo desconozco, pero presiento, como siempre, que unirá a la Educación y a las Humanidades. 

PERFIL PROFESIONAL

Eva Crespo León  (Oviedo Asturias, 1992). Realiza estudios de  Historia en la Universidad de Oviedo, donde obtiene el Premio Fin de grado en, 2014. Máster “Del Mediterráneo al Atlántico: la construcción de Europa en el Mundo Antiguo y Medieval, en el que obtuvo Premio mejor expediente 2014-2015; Máster formación del profesorado en Secundaria por la Universidad de Cantabria; Máster Universitario en Enseñanza del Español como lengua  Extranjera por la Universidad Menéndez Pelayo.

Menú