ENRIQUE RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ-HIDALGO

Doble Licenciatura en Derecho y Administración y Dirección de Empresas (Bilingüe) y Diploma de Estudios Políticos, por la Universidad de Navarra
Becado de Excelencia Académica. Convocatorias III y IV (2010-2012)

Nací en la Asturias de finales de los ochenta, en una noble villa lo bastante grande como para no ser un pueblo, y lo suficientemente pequeña como para no ser una ciudad. Era un viernes lluvioso, o eso me dijeron cuando lo pregunté, y desde la ventana del hospital se apreciaba la inmensidad del bosque que siempre me ha servido como inspiración. Los árboles luchan en armonía, sin estridencias, por lograr la más alta luz.

Con un cielo siempre limitado, sin puntos de fuga, crecí feliz de la mano de mi abuelo, como adalid de hijo único en una infancia envidiable. Años en los que el Cine Trébol, ya cerrado, me enseñaba una vez por semana, y con películas estrenadas hacía tiempo en las capitales, el mundo que llegaría a ver por mi mismo. Un mundo del que, afortunadamente, me separaban millones de hojas y decenas de montañas. Algo que, para bien o para mal, ya no es así. El amor de mis padres y abuelos siempre ha sido una constante, y su apoyo y esfuerzo, incondicional. Tuve una adolescencia tranquila con grandes amigos, que mantengo; y tengo una familia, en el sentido estricto y amplio, ejemplar.

Estudiante anárquico pero concienzudo, mi expediente académico se caracteriza por una estridente monotonía. He sido y soy exigente conmigo y con los demás, no lo negaré; y he tratado de buscar la excelencia incluso en los pequeños quehaceres de la vida. Ese camino siempre imposible me llevó a comenzar mi carrera, o mis carreras, lejos la frondosidad de tales bosques. Y entre los fueros de la tierra que me acogió también fui feliz. Universitario he sido formalmente en cuatro ciudades y tres países, en todo caso a más de cien kilómetros del mar, siempre como representante de mi querida alma mater. Casa que desde su divina humanidad quiere que entendamos mejor la perfección. Un gran profesor dijo de mí que era, de cuantos alumnos había tenido, el más crítico pero leal que recordase. Espero que tenga razón.

De esta época conservo grandes amistades, cientos de viajes (en especial mi periplo previo a la Universidad), miles de recuerdos, algún conocimiento y contundentes méritos académicos, entre ellos la beca de la que, académicamente, más orgulloso estoy. La de una Fundación extraordinaria, cuya elegancia y discreción, heredada de quienes la hacen posible, pediría me sirvieran como guía cada día en esta incipiente vida profesional que acaba de comenzar. Mis carreras, paralelas en el conocimiento del hombre, me permitieron entenderme mejor. Economía, Derecho, Humanidades y Política que se han unido en este trabajo mío que es curar a empresas y del que sólo espero lograr, desde la sincera modestia, un mañana mejor bajo la luz que produce una torre inclinada de la capital.

Y algún día, egoístamente, volver para siempre a ese origen, y recordar con agua en los ojos aquellos años de cine dominical que fueron la base de una vida que sirvió para hacer felices a los demás. Como una imagen imborrable de mi película favorita, con música de Morricone, al volver al inicio desde la gran ciudad.

PERFIL PROFESIONAL

Enrique Rodríguez Fernández-Hidalgo (Cangas del Narcea, Asturias, 1988). Tras haber obtenido Matrícula de Honor y una Beca Europa por sus estudios de Bachiller en 2006, cursó las Licenciaturas de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (Bilingüe) en la Universidad de Navarra, obteniendo respectivamente uno de los Premios Aranzadi y el Extraordinario Fin de Carrera, todo ello como becario Maria Cristina Masaveu Peterson.

Acabó sus estudios como número uno de su promoción, con intercambios en las Universidades de Emory (EE.UU.), Bocconi (Italia) y en el IESE de Madrid. En Navarra también terminó con idéntico grado el Diploma de Estudios Políticos, y durante sus años universitarios realizó prácticas de empresa en Dragados (Finanzas), Banco Santander (Comercio Internacional), BBVA (M&A, Fusiones y Adquisiciones) y de derecho en Garrigues (Fiscal). Asimismo, fue parte de la I Promoción de la Escuela de Liderazgo Universitario del Banco Santander, obteniendo la distinción de número uno de la misma.

Al finalizar sus estudios en 2012, y tras ser admitido el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, se incorpora a la firma de consultoría estratégica Bain & Company en sus oficinas de Madrid y Nueva York, donde se especializará en Private Equity y Estrategia a través de sus casos en doce países repartidos en cuatro continentes. Tras este tiempo, comienza en 2016 su MBA en The Wharton School (Universidad de Pensilvania) como becario Ramón Areces a la Excelencia en Ciencias Sociales, obteniendo además un Morgenthau Fellowship por su vocación de servicio público y graduándose con honores en el Top 10% de su promoción.

Durante el verano de 2017 trabaja como Investment Associate en el Banco Mundial (International Finance Corporation) desde su sede central en Washington DC. En 2018, recibe la Beca de Excelencia Rafael del Pino para cursar un Master en Administración Pública (MPA) en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard (Kennedy), estudios que comenzó el pasado agosto y que actualmente cursa, también como Fellow del Real Colegio Complutense en esa universidad.

Menú