Comunicación con fines de promoción cultural de artistas incluidos en la Colección Fundación María Cristina Masaveu Peterson protegidas por derechos de propiedad intelectual. Prohibida su reproducción, total o parcial, ni tratamiento por cualquier medio ni transmisión o cesión de cualquier forma, sin autorización del titular de los derechos sobre las obras.

Couple enlacé o L’etreinte (Pareja enlazada o abrazándose)

FICHA TÉCNICA

Autor: Luis Fernández (Oviedo 1900 – París 1973)
Título: Couple enlacé o L’ entreinte (Pareja enlazada o abrazándose)
Año: 1939
Técnica: óleo sobre lienzo
Medidas: 81 x 65 cm

Préstamo: Museo de Bellas Artes de Asturias

Esta pareja enlazada o abrazándose está pintada el 19 de agosto de 1939, cuatro meses antes de finalizar la guerra civil, y transmite toda la pena y el dolor de una situación que parece ser no sólo personal sino que puede desbordarse hacia un marco mucho más general e incluso histórico, el de la derrota republicana y el sentimiento de sueño e ideales rotos que la misma traía aparejada. Sentimientos como pueden ser la melancolía, la nostalgia y un cierto desvalimiento se ven reforzados por la utilización de esas entonaciones azules, tan propias del mundo picassiano de comienzos del siglo XX, que envuelven la composición. En ella, una pareja de seres a mitad de camino entre lo humano y lo animal, por otra parte tan característicos del mundo de Fernández de estos años, aparecen recortados en el centro de la composición, con su cabello, ojo, boca, nariz y pechos tan expresivos para el caso del personaje femenino, y con su cabeza, pico y brazo tan remarcados para el caso del personaje masculino. Esa dimensión híbrida, pero sin caer en este caso en lo monstruoso, pues se ve tratada con mucha ternura, es algo muy característico del Fernández de estos años. Ahí reside una dimensión fantasiosa y en cierto modo onírica que lo acerca con fuerza a los dos referentes anteriormente señalados.

Lo más probable es que la obra proceda del entorno de la familia Zervos (de Christian o de su hermano Stamos), grandes amigos y coleccionistas de la obra de Luis Fernández. Años más tarde, el cuadro fue ofrecido a Madame Simone Gravel, amiga cercana de Stamos Zervos, pasando posteriormente por descendencia a su nieta. Fue comprada en subasta por su actual propietario en 2018.

Menú